Habeas Data – Datos Personales – Privacidad

Fallo de la cámara comercial sobre derecho al olvido

Posted: junio 20th, 2007 | Author: | Filed under: Argentina, Casos, derecho al olvido, Informes comerciales | Tags: | Comentarios desactivados

El “blog de defensa del consumidor bancario”:http://clientesbancarios.blogspot.com/2007/06/camara-comercial-resuelve-borrar.html de Gabriel Martinez comenta una nueva decisión de la cámara comercial sobre el derecho al olvido.

En este caso la Cámara comercial dijo “Del análisis de las pretensiones se desprende que la aja del actor en los registros del BCRA se operó con posterioridad al inicio de la presente acción y una vez transcurrido en exceso el plazo quinquenal previsto por el art. 26 inc 4º de la ley 25.326 para las obligaciones impagas. Más allá de la atribución o no de la deuda al actor, website like this lo cierto es que el aludido plazo se consumió con anterioridad al inicio de la demanda – 17.4.06 – toda vez que la mora denunciada por la demandada data del mes de diciembre de 1999. De esta manera la entidad financiera con su proceder puso al accionante en la necesidad de accionar. Ello determina que deba cargar con las costas del proceso, pues no se hacen presente en el caso las circunstancias previstas por el cpr 70 que permitan eximirla de soportarlas-.
CNCOM SALA B, ZJV c. COMPANIA FINANCIERA ARGENTINA S.A. S/ AMPARO (Expte 15021/2006), Sentencia de fecha 18 de mayo de 2007. Votos de los Dres Alonso de Diaz Cordero y Bargalló. Juzgado de origen cuya sentencia es revocada, Jdo 6 Sec 11.

*La doctrina del derecho al OLVIDO, el VERAZ y el habeas data.
Gabriel Martinez Medrano (www.oficinajuridica.com.ar)*

Recientemente se dio a publicidad la sentencia de la Sala B de la Camara Comercial de la Ciudad de Buenos Aires recaí­da en el expediente Z///// c. CIA FINANCIERA ARGENTINA S.A. en la que intervinimos representando al Sr. Z por la parte actora.

En dicha sentencia la Camara Comercial reconoció el derecho al olvido que resulta expresamente legislado en el art. 26 inc 4) de la ley 25.326, mas comúnmente llamada ley de protección de datos o de habeas data.

En una sentencia sencilla pero muy clara, la Excma Camara distingue entre la existencia de la deuda del actor respecto de la obligación que tiene la Entidad Financiera de eliminar la información de los registros de morosos.

Aún en el caso de que una deuda aún sea exigible, si el hecho generador de la misma tiene mas de 5 años de antigí¼edad, la entidad acreedora debe cesar de informarla en el Banco Central y en las demas empresas de riesgo crediticio.

Este es un tema que generó resistencia en las Entidades Financieras, pero tambien fue un tema de amplio debate en el Congreso al momento de la sanción de la norma.

Del debate parlamentario emerge clara la solución que tiende a privilegiar el derecho de privacidad del ciudadano informado por sobre el interes del acreedor de que su deudor siga siendo informado. Como contrapartida, el derecho al olvido en nada influye en el derecho del acreedor de obtener el cobro de su deuda por los medios legales.

El articulo 26 inc 4) de la ley de habeas data dice:

“solo se podrán archivar, registrar o ceder los datos personales que sean significativos para evaluar la solvencia económico financiera de los afectados durante los últimos cinco años. Dicho plazo se reducirá a dos años cuando el deudor cancele o de otro modo extinga la obligación, debiéndose hacer constar dicho hecho.”

Leyendo el art. 26 inciso 4) se observa que existen dos plazos, uno breve de 2 años que comienza a correr desde el pago o extinción de la obligación y otro largo de 5 años que comienza a correr desde que se genera la información en la Base de Datos.

El plazo breve se aplica a deudas pagadas, por eso se beneficia con la reducción. El plazo largo -“ 5 años -“ se aplica a deudas aún impagas.

La jurisprudencia ya habí­a tenido ocasión de pronunciarse en sentido similar. En un caso de 2005 en el que representamos a la parte actora se dijo:

-El art. 26 inc 4 ley 25.326 establece dos plazos, uno de cinco años y uno de dos para deudas pagas o extinguidas…la interpretación que efect{ua la a quo de comenzar el computo del plazo de cinco años desde que la obligación resulta inexigible, no resulta congruente con lo dispuesto por la norma que, como ya se dijo, establece un plazo mayor de cinco años, para deudas en mora y que debe contarse desde que la información es volcada al centro de datos y otro de dos años para las deudas inexigibles…-

G-¦ Juan Jose c. BCRA s. Habeas data de fecha 4 de febrero de 2005 Camara Federal Contencioso Administrativo.

La Excma Camara de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal, Sala III, dijo:

El art 26 inc 4 ha establecido -“ en lo atinente a la prestacion de servicios de informacion crediticia -“ que solo se poran archivar, registrar o ceder los datos personales que sean significativos para evaluar la solvencia economica financiera de los afectado durante los ultimos cinco años.Dicho plazo se reducira a dos años cuando el deudor cancele o de otro modo extinga la obligacion, debiendose hacer constar dicho hecho…. Esta legislacion consagra el denominado derecho al olvido… constituye la faculad de las personas de exigir que las entidades informantes eliminen de sus registros datos que, aún exactos, son de vieja data…Sentado ello, la acción de habeas data -“ envirtud de los articulos 19, 33 y 43 de la Constitucion Nacional -“ permite el control de los datos personales y la proteccion de la intimidad no solo cuando exista falsedad o discriminacion, sino tambien cuando ese derecho se ejerza suprimiento informacion caduca, esto es que ha perdido virtualidad por el transcurso del tiempo… en el sub lite… surge que la deuda del actor data del 13 de septiembre de 1991. Y ponderando que, en virtud de lo prescripto por la normativa citada prededentemente, ha transcurrido en exceso el plazo de cinco años desde la ultima informacion adversa -“ que alcanza a la fecha de la sentencia del juicio ejecutivo -20 de febrero de 1995- y que no ha sido cuestionada por lal accionada la validez constitucional de la ley 25.326, resulta ajustado a derecho lo resuelto por el aquo, ello así­ se impone concluir en que la cancelación de la información resulta independiente del derecho que tiene la entidad financiera -“ como acreedor -“ a perseguir el credito en tanto no hubiera prescripto.

R-¦ Atilio Fernando c/ Organización Veraz y otro s/ Habeas Data, Expte 686/2005, Sala III, Camara Nacional en lo Civil y Comercial Federal.Votos de la Dra Medina y el Dr. Recondo, sentencia de fecha 3 de noviembre de 2005.

Más recientemente, el Procurador General del Tesoro, Osvaldo Guglielmino, dictaminó en un Expediente de la Dirección Nacional de Protección de Datos y sentó la misma doctrina, que es obligatoria para las bases de datos publicas (en particular la del Banco Central).

Allí­ se dijo:

La interpretación que cabe asignar al artí­culo 26 de la Ley N* ° 25.326 no requiere, en modo alguno, la previa indagación acerca de la exigibilidad de la deuda de que se trate. En este sentido, el inciso 4* ° de dicho artí­culo establece un plazo de cinco años para el archivo, el registro o la cesión de los datos personales que sean significativos para evaluar la solvencia económico financiera de los afectados -“y de dos años para el supuesto de haber sido cancelada la deuda sin requerir, a tales fines, una evaluación previa acerca de la exigibilidad o no del crédito en cuestión. En consecuencia, a efectos de establecer si un dato debe ser informado por una entidad bancaria a la Central de Deudores del Sistema Financiero, administrada por el Banco Central de la República Argentina, sólo corresponde atender a la fecha en que la deuda se tornó exigible y, a partir de allí­, computar los cinco o dos años que establece el artí­culo 26, inciso 4* °, de la Ley N* ° 25.326, según corresponda.
Dict. Nº 338/06, 20 de noviembre de 2006. Expte. Nº 144.241/04. Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. (Dictámenes 259:197)

Conclusión:

El fallo que se ha dado a publicidad de la Sala B de la Camara Comercial está en lí­nea con la jurisprudencia predominante, según la cual existen dos plazos, vencidos los cuales no se puede informar a los morosos.

Un plazo de 5 años que comienza con la mora del deudor y un plazo de 2 años que comienza con el pago. El primer plazo que se cumpla implica inmediatamente que la Entidad Financiera acreedora debe dejar de informar los datos al Banco Central y que las bases de datos crediticias (p.ej. VERAZ entre otras) deben cesar de informar a la persona en cuestión como deudor moroso.

*Gabriel Martinez Medrano.* Es abogado especialista en Derecho y Economia de las Nuevas Tecnologí­as (Universidad Nacional de Mar del Plata) y en Derecho de Propiedad Intelectual (Universidad de Alicante, España). Desarrolla su especialidad representando clientes bancarios en la defensa de la privacidad en temas vinculados con la Ley de Habeas Data. www.oficinajuridica.com.ar


Comments are closed.