Habeas Data – Datos Personales – Privacidad

Libro sobre Habeas Data e Informes Comerciales

Posted: abril 3rd, 2008 | Author: | Filed under: Argentina, Informes comerciales, Referencia | Comentarios desactivados

La Editorial Astrea acaba de publicar mi nuevo libro titulado Informes comerciales. La obra trata del régimen legal del habeas data y los informes crediticios en Argentina y el derecho comparado. Se incluyen temas como el robo de identidad (por primera vez en Argentina), angina el derecho al olvido, el derecho a la privacidad frente a la acumulación de datos personales, los aspectos procesales del habeas data y los criterios de responsabilidad en este campo del derecho.

Esta obra busca exponer el régimen legal de los datos personales obrantes en *informes crediticios*. La idea detrás de este libro es sintetizar la jurisprudencia y doctrina, tanto nacional como internacional, que desde hace más de una década ha interpretado cuáles son los derechos de los titulares de datos frente a los informes comerciales. La ubicación sistemática de este estudio se da tanto dentro del marco de los derechos de la personalidad (derechos fundamentales), como dentro del marco del derecho comercial.

La información sobre antecedentes de crédito cumple una función muy importante en la sociedad moderna pues sirve para transparentar el mercado y la conducta tanto presente como pasada de los individuos. El Derecho a la Protección de los Datos Personales es la respuesta a la acumulación y tratamiento de datos personales en archivos y ordenadores. Consiste en otorgar a los individuos una facultad de control sobre sus datos personales, a través de reglas y principios que incluyen la calidad de los datos, el consentimiento para su tratamiento, acciones judiciales, limitaciones a los bancos de datos en función de su contenido, en el tiempo y en la forma de su tratamiento, en las cesiones o transferencias a terceros y en la intervención de organismos especializados del Estado destinados a tutelar estos derechos.

El esquema de la obra es el siguiente. En el capí­tulo primero se realiza una introducción general al funcionamiento de los informes comerciales, las prácticas de la industria, y se expone un breve panorama de su regulación en el derecho comparado. En el capí­tulo *segundo* se analizan las normas vigentes que disciplinan el tratamiento de datos personales sobre solvencia crediticia. En el capí­tulo *tercero* se trata en forma particularizada el -derecho al olvido-. Se expone su recepción jurisprudencial y luego su inclusión en el derecho positivo argentino a través de la ley 25.326. En el capí­tulo *cuarto* se trata la problemática del robo de identidad y sus consecuencias para la banca y la industria del informe comercial. Finalmente el *último capí­tulo* contiene una exposición de las ví­as judiciales y administrativas que tiene el titular del dato personal para tutelar la exactitud de su informe comercial.

Pablo A. Palazzi


La cámara comercial considera constitucional el decreto reglamentario en cuanto regula el derecho al olvido (y altera la ley)

Posted: febrero 21st, 2008 | Author: | Filed under: Argentina, Casos, Informes comerciales | Tags: , | Comentarios desactivados

Si bien en el caso no fue planteado expresamente, website los jueces se pronuncian sobre el texto del decreto reglamentario y lo consideran constitucional y ajustado a la letra y espiritu de la norma, disinfection aunque en un tramo señalan la solución como opinable.

TEXTO DEL FALLO

CNCom, Sala D, 7/12/2007

En Buenos Aires a los 7 dí­as del mes de diciembre de 2007, reúnense los señores Jueces de la Sala D de la Excelentí­sima Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal, con el autorizante, para dictar sentencia en la causa -Oderigo Romualdo íngel y otro contra The First National Bank of Boston N.A. y otro sobre Ordinario” Registro N* ° 14.432/02, procedente del JUZGADO N* ° 11 del fuero (SECRETARIA N* ° 21), donde está identificada como expediente 90.605, en los cuales como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo previsto por el art. 268 del Código Procesal, resultó que debí­an votar en el siguiente orden, Doctores: Dieuzeide, Vassallo y Heredia.
Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente cuestión a resolver:
* ¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?
A la cuestión propuesta, el Señor Juez de Cámara, Doctor Dieuzeide, dijo:

Read the rest of this entry »


Comentario a la ley 26.343

Posted: enero 28th, 2008 | Author: | Filed under: Argentina, Informes comerciales, Normas | Tags: , , | Comentarios desactivados

El blanqueo legal de morosos: comentario a la ley 26.343 que reforma de la ley de protección de datos personales
Por Pablo A. Palazzi

1. Introducción

A fines del año 2007 el Congreso aprobó la ley 26.343, sick que reforma la ley de protección de datos personales 25.326. La norma se publicó el 9 de enero de 2008 en el Boletí­n Oficial y entró en vigencia a los ocho dí­as de su publicación. Mediante esta ley se incorpora un nuevo art. 47 a la ley 25.326 de Protección de los Datos Personales. El propósito de esta nota es comentar los antecedentes de la reforma, pill sus principales aspectos y cómo deberá ser interpretada en la práctica.

2. Antecedentes

Cuando a fines del año 2000 se sancionó la ley 25.326 de protección de datos personales, viagra approved el Congreso incluyó un -blanqueo de morosos- en el art. 47 por el cual se buscaba -limpiar- los datos negativos de deudores existentes a la época de la sanción de la ley. Esa norma, muy criticada por la doctrina y generadora de una gran polémica , fue observada por el Poder Ejecutivo en ejercicio de la facultad prevista en el art. 83 de la Constitución Nacional y el Congreso nunca insistió.

Luego de la crisis del año 2001, se presentaron diversos proyectos de leyes tendientes a paliar la situación informativa de deudores de entidades financieras que aparecí­an en situación irregular, informados en bancos de datos de informes comerciales y en la base de datos del Banco Central. En el primer semestre del año 2006 existí­an mas de una veintena de proyectos de ley con tal finalidad en la cámara de diputados. Los proyectos se debatieron durante todo ese año, e incluso el PEN dictó una prórroga de sesiones a través del decreto 1670/06, que posibilitó que en la cámara baja se aprobara esa reforma en el mes de diciembre de aquel año.

Pero para poder ser tratado, el proyecto de reforma se desdobló en dos proyectos que recibieron aprobación el mismo dí­a en la cámara baja. El primero obligaba a través de la modificación del art. 47 de la ley de 25.326, a eliminar de los registros de las empresas de riesgo crediticio a los morosos que se hubiesen endeudado durante la última crisis económica -siempre y cuando esas deudas hubieran sido canceladas o regularizadas al momento de entrada en vigencia de la presente ley o lo sean dentro de los 180 dí­as posteriores a la misma-. Este es el proyecto convertido en ley que comentamos.

El segundo proyecto de reforma de la ley 25.326 , era una reforma muy amplia y controvertida del art. 26 de la ley 25.326 por la cual se introducí­an toda una serie de nuevos requisitos para incluir información en bancos de datos de informes comerciales y se encomendaba a la Dirección de Protección de datos personales (que a la fecha no cuenta con recursos suficientes para realizar todas las tareas que le encomienda el art. 29 de la ley 25.326) la creación de un registro de juicios finalizados. De aprobarse, constituirá una reforma integral de la regulación de informes comerciales, en especial del art. 26 de la ley 25.326 .

3. Principales aspectos de la ley 26.343
Como se señaló, la ley tiene un sólo artí­culo integrado por cuatro párrafos mediante el cual se incorpora un nuevo artí­culo 47 a la ley 25.326 con la siguiente redacción:

-Artí­culo 47: Los bancos de datos destinados a prestar servicios de información crediticia deberán eliminar y omitir el asiento en el futuro de todo dato referido a obligaciones y calificaciones asociadas de las personas fí­sicas y jurí­dicas cuyas obligaciones comerciales se hubieran constituido en mora, o cuyas obligaciones financieras hubieran sido clasificadas con categorí­a 2, 3, 4 o 5, según normativas del Banco Central de la República Argentina, en ambos casos durante el perí­odo comprendido entre el 1º de enero del año 2000 y el 10 de diciembre de 2003, siempre y cuando esas deudas hubieran sido canceladas o regularizadas al momento de entrada en vigencia de la presente ley o lo sean dentro de los 180 dí­as posteriores a la misma. La suscripción de un plan de pagos por parte del deudor, o la homologación del acuerdo preventivo o del acuerdo preventivo extrajudicial importará la regularización de la deuda, a los fines de esta ley.

El Banco Central de la República Argentina establecerá los mecanismos que deben cumplir las Entidades Financieras para informar a dicho organismo los datos necesarios para la determinación de los casos encuadrados. Una vez obtenida dicha información, el Banco Central de la República Argentina implementará las medidas necesarias para asegurar que todos aquellos que consultan los datos de su Central de Deudores sean informados de la procedencia e implicancias de lo aquí­ dispuesto.

Toda persona que considerase que sus obligaciones canceladas o regularizadas están incluidas en lo prescripto en el presente artí­culo puede hacer uso de los derechos de acceso, rectificación y actualización en relación con lo establecido.

Sin perjuicio de lo expuesto en los párrafos precedentes, el acreedor debe comunicar a todo archivo, registro o banco de datos al que hubiera cedido datos referentes al incumplimiento de la obligación original, su cancelación o regularización-.

A continuación se comentan los aspectos salientes de la norma.

3.1. Sujetos que deben cumplir con la ley

La norma se aplica a los -bancos de datos destinados a prestar servicios de información crediticia-. La norma coincide con la terminologí­a usada por el art. 26 de la ley 25326 (esta se refiere a -prestación de servicios de información crediticia-) pero su campo es mas amplio porque alcanza a todo aquel que vende informes comerciales .

La norma alcanza también a los bancos y entidades financieras que les informan estos datos, ya que éstos también también deberán cumplir con el mandato legal para que lo dispuesto por el Congreso sentido. Ello surge además del último párrafo del art. 47 que hace referencia a la obligación del acreedor de comunicar (a la empresa de informes comerciales o al BCRA) la cancelación o regularización de la obligación.

Como veremos, la norma también alcanza a las bases de datos que mantiene el BCRA pues en definitiva al haber creado esta base de datos, el BCRA actúa como una central de riesgos de carácter público o estatal.

3.2. Derechos de los titulares de datos frente a esta norma
La ley dispone, un tanto sobreabundantemente, que -toda persona que considerase que sus obligaciones canceladas o regularizadas están incluidas en lo prescripto en el presente artí­culo puede hacer uso de los derechos de acceso, rectificación y actualización en relación con lo establecido (en esta norma)-.

Está claro que si la norma se inserta en el art. 47 de la ley 25.326 tales derechos integraban el plexo de recursos que dispone el titular de los datos personales. Pero la aclaración ayuda al interprete a concluir que el incumplimiento de estas disposiciones dejará habilitada la acción de protección de datos personales prevista en el art. 33 de la ley 25.326.

3.3. Obligación de comunicar
La norma finaliza señalando que -Sin perjuicio de lo expuesto en los párrafos precedentes, el acreedor debe comunicar a todo archivo, registro o banco de datos al que hubiera cedido datos referentes al incumplimiento de la obligación original, su cancelación o regularización-.

Esta norma refuerza lo que decí­amos al comienzo acerca de su aplicación a todo acreedor, incluidos bancos y entidades financieras. Es que no tiene ningún sentido que solo se imponga su cumplimiento a las empresas de informes comerciales y no a quienes le suministran los datos en cuestión. Por otra parte tampoco servirí­a a los propósitos de la ley que los bancos cesen de informar si el dato sigue figurando históricamente, por ende la norma impone una obligación activa dentro de los supuestos contemplados en el art. 47, que recae tanto sobre la entidad financiera como sobre la proveedora de informes comerciales. El acreedor debe comunicar a todos aquellos a quienes hubiera cedido datos referentes al incumplimiento de la obligación original su cancelación o regularización en los términos de esta ley y el receptor debe borrar la deuda histórica respectiva. No alcanza, como sostuvo algún fallo adecuadamente, con dejar de informar el dato negativo .

4. Conclusiones y sugerencias
La ley introduce una modificación de poca importancia en la ley de protección de datos personales. Hay muchas e importantes reformas pendientes respecto de la materia que deberí­an implementarse en nuestro paí­s; y no todas requieren que se modifique la ley 25.326. Entre otras señalamos las reformas requeridas por la Unión Europea al aprobar a Argentina como paí­s adecuado y otras que la práctica y aplicación diaria de la ley, que ya cumple siete años, requiere decididamente tanto en materia de fondo como la procesal. Estas reformas deberán hacerse con el consenso y participación de todos los interesados, porque en la sociedad de la información la protección de datos personales y la privacidad deberí­a ser una polí­tica de estado. Por otra parte, como hemos señalado en otra ocasión , los temas sobre informes comerciales, si bien suelen ser los más abordados en nuestra doctrina y jurisprudencia, no son por ello los mas importantes dentro del amplio campo del Derecho de la Protección de los Datos Personales.


Defensoria del Pueblo recomienda investigar empresa de informes comerciales

Posted: enero 7th, 2008 | Author: | Filed under: Argentina, Documento, Informes comerciales | Comentarios desactivados

La Defensorí­a del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, cheap a cargo de la Dra. Alicia B. Pierini, page emitió un informe por la cual pide a la Dirección de Datos Personales investigar las prácticas de la empresa Globinfo en materia de informes comerciales. En la resolucion se señala que informe -modelo- de Globinfo que consta en su página puede observarse que además de los datos correspondientes a la persona solicitada se revelan datos de -posibles familiares, abortion sus domicilios, fechas de nacimiento y su ocupación. A su vez, se suministra la misma información respecto de -posibles vecinos- de la persona que se investiga. La Defensora del Pueblo señala que la empresa GLOBINFO Argentina, suministrando dicha información se encontrarí­a en infracción a lo dispuesto en la “Ley nº 25.326 de Protección de Datos Personales, cuyo art. 15º, inc. 2º, establece que -…En ningún caso el informe podrá revelar datos pertenecientes a terceros, aún cuando se vinculen con el interesado-.

TEXTO COMPLETO DE LA RESOLUCION Nº 2608/07

Buenos Aires, 30 de agosto de 2007.

VISTO:

La actuación nº 954/07, iniciada de oficio por esta Defensorí­a del Pueblo, a fin de investigar la legalidad de la actividad desarrollada por la empresa de informes de datos crediticios y personales -Globinfo Argentina- (www.globinfo.com.ar).

Y CONSIDERANDO QUE:

Dicha empresa se dedica al tratamiento de bases de datos personales, y ofrece un servicio que consiste en la entrega de información de personas a cambio del pago de un importe de dinero.

Entre los datos que se ofrecen revelar, según consta en el contenido de su portal de Internet, figuran algunos como el C.U.I.T. (Código Unico de Identificación Tributaria), C.U.I.L. (Código Unico de Identificación Laboral), D.N.I. (Documento Nacional de Identidad), domicilio, teléfono, fecha de nacimiento, posible estado civil, profesión u ocupación, situación financiera frente al B.C.R.A. (Banco Central de la República Argentina) y A.F.I.P. (Administración Federal de Ingresos Públicos), juicios comerciales en que estuviera involucrada la persona, etc. Asimismo, y lo que llama la atención es que se ofrece revelar datos de terceros, como pueden ser posibles familiares y vecinos y a qué Sociedades se hallarí­a vinculado el requerido.

Con motivo del inicio de la presente actuación, se libró oficio a la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales (D.N.P.D.P.), Autoridad de Aplicación de la Ley nº 25.326 que regula en la materia, a efectos que informe respecto de la legalidad de la actividad desarrollada por la empresa.

A modo de respuesta, dicha dependencia nacional informó que la firma GLOBINFO desarrolla la actividad de almacenamiento y tratamiento de datos personales, siendo su obligación la inscripción respectiva en el Registro Nacional de Bases de Datos. Señala que en efecto, se halla correctamente inscripta, bajo el número 13.240, siendo su razón social OPEN DISCOVERY S.A. en formación , con aprobación del formulario de inscripción de fecha 16 de febrero de 2007.

Por otra parte, informó que con motivo de la denuncia de un particular, se encuentra investigando las fuentes de la que toma la información con que cuenta la empresa.

Atento lo expuesto, y sin perjuicio de la legalidad que a nivel formal reviste la firma en cuestión, por cuanto se halla debidamente inscripta en el Registro respectivo, cabe analizar el contenido de la información que suministra. Del informe -modelo- que consta en su página puede observarse que además de los datos correspondientes a la persona solicitada se revelan datos de -posibles familiares-, sus domicilios, fechas de nacimiento y su ocupación. A su vez, se suministra la misma información respecto de -posibles vecinos- de la persona que se investiga (http://www.globinfo.com.ar/globinfo/informemodelo.htm).

La empresa GLOBINFO Argentina, suministrando dicha información se encontrarí­a en infracción a lo dispuesto en la Ley nº 25.326 de Protección de Datos Personales, cuyo art. 15º, inc. 2º, establece que -…En ningún caso el informe podrá revelar datos pertenecientes a terceros, aún cuando se vinculen con el interesado-.

Es por tal motivo que en virtud de lo dispuesto en el art. 29º de la citada norma, siendo la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales, autoridad de aplicación del procedimiento previsto en la norma, es que corresponde recomendar a dicha dependencia adopte los mecanismos tendientes a evitar que la empresa Globinfo Argentina persista en su actividad en evidente infracción al artí­culo citado en primer término.

POR TODO ELLO:

LA DEFENSORIA DEL PUEBLO
DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
R E S U E L V E :

1) Dar intervención a la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales, a fin que conforme su facultad establecida por el art. 29º de la Ley nº 25.326, proceda a investigar la posible infracción al art. 15º inc. 2º de la norma, por parte de la empresa Globinfo Argentina (razón social OPEN DISCOVERY S.A.), cuyo sitio web es: www.globinfo.com.ar y determine de corresponder las sanciones pertinentes.

2) Fijar en 30 dí­as el plazo previsto en el art. 36 de la Ley nº 3 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

3) Registrar, reservar en el Area para su seguimiento, y oportunamente, archivar.

Código 401
GG/GES/DC
gv/D/LDS

RESOLUCION Nº 2608/07


Comentario al libro Informes Comerciales por Luis Carranza Torres

Posted: noviembre 20th, 2007 | Author: | Filed under: Argentina, Informes comerciales | No Comments »

*COMENTARIO*
*PALAZZI, ampoule Pablo, doctor Informes comerciales, price Astrea, Buenos Aires, 2007, 316 ps.*
*por Luis R. Carranza Torres*

Si bien nos habí­amos tratado epistolarmente desde bastante antes, conocí­ en persona al autor, a principios del 2002 en un bar de la avenida Callao, próximo al Congreso Nacional. En la calle, vidrio de por medio a nuestra mesa, pasaban las indignadas manifestaciones, que expresaban el difí­cil momento institucional por el que nuestro paí­s atravesaba. En ese contexto, cuando otros daban todo por perdido y realizaban largas colas frente a las embajadas para conseguir visado e irse, Pablo acababa de volver al paí­s de sus estudios en Estados Unidos.

Congeniamos rápidamente. El, que pudiendo quedarse, volví­a, y yo, que no querí­a partir. Ambos, por esa idea que la Argentina, era más que un lugar donde se está, resultando el centro de nuestras vidas y de nuestras esperanzas. Patria, le decí­an en algún tiempo. Esa misma inquietud por su suerte futura, nos llevó a encontrar otros valores y visiones comunes. En particular, respecto que la opción del momento no era cómo abandonar el barco, sino qué aporte se podí­a sumar desde lo personal, para sortear la gran crisis. Y entendí­amos a este respecto, que sólo la profundización de las actitudes ciudadanas podí­a conjurarla. Ya que más que un gobierno determinado, sólo los argentinos con su conducta, podí­an hacer de la argentina un paí­s sustentable. En particular, situando a la observancia del derecho, y a la defensa de los derechos básicos de las personas, como patrón básico de nuestra sociedad. Ya que si estábamos como estábamos, era precisamente por haber desobedecido de forma sistemática al derecho.

En la “presente obra”:http://www.habeasdata.org/Nuevo-libro-sobre-Informes-Comerciales se refleja acabadamente su compromiso con dicho pensamiento, en este caso desde la doctrina. Y su preocupación, por defender al común de las gentes, de esos -monstruos grandes que pisan fuerte- (Gieco dixit). Hace mucho más de un siglo, Nietzsche afirmó: “El estado, es el más frí­o de todos los monstruos frí­os-. Pero en el presente, el uso abusivo o desviado de las maravillas que nos brinda la informática, lo ha superado con creces. En especial, en lo que se refiere a los bancos de datos personales, y dentro de ese noví­simo sector de la regulación jurí­dica, todo lo atinente a las calificaciones respecto de la solvencia comercial, ocupan un lugar central.

Sobre tal tema aplica Palazzi su conocida capacidad de sistematización y análisis; y tal como se revela desde su mismo í­ndice, a lo largo de la obra hay una consideración superadora e integral de los aspectos jurí­dicos implicados en los informes de solvencia. Que a más de brindar al profesional que debe vérsela con el tema, las respuestas que busca, casi me atreverí­a a decir que deja configurado un nuevo instituto jurí­dico, de un -objeto- (el informe comercial),que hasta ahora resultaba un mero elemento del tráfico comercial y del crédito.
Obras como la que comentamos, no hace sino confirmar, la importancia que la información ha adquirido en nuestra época. Pues cada vez en mayor medida, las relaciones jurí­dicas, los -objetos- jurí­dicamente tutelados, se hallan fuera del mundo fí­sico, por múltiples razones.

En el caso particular de los datos de las personas, que en su faz comercial se ocupa “el libro comentado”:http://www.habeasdata.org/Nuevo-libro-sobre-Informes-Comerciales, estos se ven asimismo influido, en cuanto a fenómeno extrajurí­dico, por el paradigma de la -sociedad de la información-. Que lleva a posibilitar su difusión a terceros a una escala masiva nunca antes vista.

Pues la revolución tecnológica a la que asistimos y en la que estamos inmersos en el presente, merced principalmente a los continuos progresos en el campo de las ciencias informáticas, ha hecho posible, entre otras cosas, el registro, acceso y entrecruzamiento de todo tipo de informaciones. Siendo el sustrato cultural del cual surge la necesidad desde el derecho de dar solución a este nuevo tipo de situaciones que demandan cada vez mayores y especí­ficas respuestas al derecho.

Y el “libro de Palazzi”:http://www.habeasdata.org/Nuevo-libro-sobre-Informes-Comerciales las brinda, con toda claridad y profundidad, en el área de su competencia. Con la tradicional honestidad y hondura intelectual de su autor. Inscribiéndose, tanto por su planteo como por la exhaustividad de sus análisis, dentro de nuestras mejores tradiciones doctrinarias. La que piensa desde sus valores, sabe acabadamente el derecho, y lo aplica con total conocimiento de la realidad fáctica a la que se halla dirigido.

Resulta asimismo, una obra no sólo actual, sino imperiosa. Pues en el presente, no es la proscripción polí­tica, sino la económica, la que ha alcanzado entre nosotros, niveles de alarma. Ya que en muchos casos, la difusión de informes comerciales inexactos, fruto tan sólo del abuso del derecho, de la pereza, o directamente, de la negligencia en mantener actualizados los datos que se manifiestan, trae aparejado como consecuencia la negación a la persona, de la posibilidad de acceder a cualquier tipo de crédito. Y a medida que tales conductas se extienden, también se amplí­a un tipo de violencia frí­a respecto de los derechos de las personas, y los efectos de los daños que tal situación provoca.

Por todo lo antes dicho, es que resulta la obra que comentamos, una pieza muy necesaria para los actuarios forenses del área. Un sector jurí­dico que demanda en el presente, soluciones jurí­dicas con idoneidad técnica; requisitos éstos que en Informes comerciales, se hallan ampliamente cumplimientados.

Luis R. Carranza Torres


Mesa debate sobre los Informes Comerciales en el C.P.A.C.F.

Posted: noviembre 7th, 2007 | Author: | Filed under: Argentina, Conferencias, Informes comerciales | Comentarios desactivados

El 26 de noviembre de 2007 tendrá lugar en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal la presentación del libro INFORMES COMERCIALES de Pablo A. Palazzi, generic publicado por “Editorial Astrea” (2007).

 

TEMARIO
Dra. Alejandra Gils Carbó
_La importancia de los informes comerciales en la sociedad moderna_.

Dr. Raúl Oscar Puccinelli
_El derecho al olvido y la ley de protección de los datos personales_.

Dr. Eduardo Molina Quiroga
_Responsabilidad derivada de los informes crediticios_.

Dr. Pablo A. Palazzi
_Regulación de los informes comerciales_.

*Lugar* La actividad se realizará en el “Colegio Público de Abogados de la Capital Federal”:http://www.cpacf.org.ar/
Corrientes 1441, entrepiso, Salón de actos.
*Fecha: Lunes 26 de noviembre de 2007, 19 horas.*

Se servirá un vino de honor. Auspicia “Editorial Astrea”:http://www.astrea.com.ar/ y Foro de Habeas Data (www.habeasdata.org).


New book about the legal regime of Credit Reporting in Latin America

Posted: noviembre 5th, 2007 | Author: | Filed under: Argentina, Informes comerciales, Panama | Comentarios desactivados

My new book about the legal regime of Credit Reporting in Latin America has just been published in Argentina. You can find more information about the book, condom including an index, cialis sale my introduction and the prologue from the Vicepresident of the Supreme Court of Argentina at this post.


Hábeas data por exceso de antigí¼edad de los datos y su relación con la imposición de costas

Posted: octubre 23rd, 2007 | Author: | Filed under: Argentina, Casos, Informes comerciales | No Comments »

Publicado en El Derecho, allergy Nº 11.864, hemophilia Año XLV, urticaria del 18 de octubre de 2007, pág. 1.

*Hábeas data por exceso de antigí¼edad de los datos y su relación con la imposición de costas*
*por Luis R. Carranza Torres*

_Ningún juego puede ser jugado sin reglas_
Ví€CLAV HAVEL, dramaturgo y polí­tico checo

Sumario: 1. El fallo y sus cuestiones. 2. Finalidad del registro de datos de solvencia patrimonial. 3. Algunas puntualizaciones respecto de la imposición de las costas en el hábeas data. 4. La necesidad de resguardo de los datos de las personas en el derecho del siglo XXI.

*1. El fallo y sus cuestiones*

Lo decidido en los autos “Zappino Jorge Salvador c/ Compañí­a Financiera Argentina s.a. s/ amparo”, por la Sala B de la Cámara Nacional en lo Comercial, una vez más nos pone frente a dos cuestiones de acentuada importancia en materia de protección de datos.
La primera de ellas, respecto del tiempo que deben guardarse los registros relativos a la solvencia patrimonial de las personas. Tema que nos conduce a tener que considerar la finalidad misma del registro y publicidad de tales datos.
En segundo lugar, el fallo realiza algunas consideraciones a destacar, respecto de la imposición de costas en el hábeas data. Debiendo repararse en el punto, que siendo dicha acción de protección de datos personales, una garantí­a constitucional de ribetes acusadamente especí­ficos, resulta por tanto lógico que en la materia de las costas procesales tengamos que estar a ciertos parámetros propios.
Tanto en uno como otro caso, fallos como el que aquí­ comentamos, no hace sino confirmar el impacto de las nuevas tecnológicas en la vida diaria de las personas, y la consiguiente necesidad que el derecho atienda sus continuas, y muchas veces mutantes, necesidades de amparo jurí­dico.

*2. Finalidad del registro de datos de solvencia patrimonial*

Solvencia, según el Diccionario de la Lengua Española realizado por le Real Academia, admite varios significados, a saber: 1) Acción y efecto de solver o resolver; 2) Carencia de deudas; 3) Capacidad de satisfacerlas; 4) Cualidad de solvente.
A su vez, solvencia deriva de solver, vocablo que proviene del latí­n solvÄ•re, siendo un término en desuso que refiere a la capacidad de resolver una duda o hallar la solución de un problema.
De todas las significaciones expresadas, la que nos interesa aquí­, es la que alude a la capacidad de satisfacer deudas
En este sentido, con la voz solvencia se alude a la situación fáctica de tener o contar con medios suficientes para satisfacer las propias deudas y cumplir con los compromisos adquiridos. Circunstancia que se traduce en un nivel de prestigio comercial, intelectual o moral.
En su artí­culo 26 la ley de protección de datos personales establece que solamente se podrá registrar y difundir en la prestación de servicios de información crediticia, –¦datos personales de carácter patrimonial relativos a la solvencia económica y al crédito-, así­ como –¦datos personales relativos al cumplimiento o incumplimiento de obligaciones de contenido patrimonial-.
Estamos entonces hablando de datos que pueden ayudar a indicar un comportamiento de pago futuro. Tales registros, para cumplir con dicha función, deben poseer, inexcusablemente, actualidad. Ya que los datos de un pasado no reciente carecen de toda habilidad para mostrar o permitir inferir dicho comportamiento, atneto el tiempo transcurrido.
Es por ello que la ley, en el cuarto párrafo de dicho artí­culo 26 , impone un plazo para su difusión, determinando que los datos cuya antigí¼edad supere los cinco años, que se reduce a dos en el caso de regularizarse la obligación, no pueden ser difundidos. Sin que obste a ello que la obligación se halle o no prescripta, desde que la información no tiene otra función que ayudar a determinar la solvencia de una determinada persona.
Resulta claro asimismo que la antigí¼edad a que hace mención la norma debe computarse a partir del acaecimiento del hecho, cualquiera sea su tiempo de registro. Pues la ley habla de datos y no de registro, para empezar. Y en segundo lugar por una cuestión de lógica elemental. Es el hecho del cumplimiento o incumplimiento y no su registro, lo que resulta hábil para ponderar la capacidad de afrontar sus obligaciones futuras de una persona.
Esto último determina, asimismo, que sólo pueden registrarse datos efectivamente ocurridos (cumplimientos o incumplimientos), y no potenciales.
Es por ello que, como nos dice Palazzi, ante la difusión de datos que superan la antigí¼edad fijada en la ley, o que por otra causa no resulten hábiles para evaluar la solvencia económica de una determinada persona, la entidad de provisión de información crediticia del caso “… esta ejerciendo abusivamente el derecho a informar y a trabajar que le asiste, en detrimento del derecho a la privacidad del registrado” (

3. Algunas puntualizaciones respecto de la imposición de las costas en el hábeas data

En relación a las costas, no se halla en la ley 25326 una regulación particular, por lo que en virtud del art. 37 corresponde aplicar las normas relativas al amparo, en donde se sigue el criterio general de imponerlas a la parte vencida, en virtud de la aplicación del principio objetivo de la derrota.
En los autos “Zappino Jorge Salvador c/ Compañí­a Financiera Argentina s.a. s/ amparo”, la Sala impone las mismas a la entidad demandada, no obstante haber dado de baja el dato durante el proceso, entendiendo que con su mora en suprimir el dato, -puso al accionante en la necesidad de accionar-.
De nuestra parte, hemos entendido que respecto de las acciones de hábeas data, sólo procede para el caso de allanamiento, lo preceptuado por al art. 70 inc. 1 del CPCCN, si éste, no hubiese sido intimado de modo extrajudicial por idéntico objeto al de la pretensión de la acción interpuesta, o si siendo intimado, no se hubiese negado a cumplir con lo pedido por el ahora actor.
Existiendo una intimación previa al retiro de los datos, que resulta condición necesaria para admitir la acción judicial, la negativa u omisión del requerido a cumplimentar con lo pedido, no deja otra salida al titular de los datos que recurrir a la autoridad judicial por la ví­a del hábeas data a fin de hacer cesar dicha situación. Por lo que la baja del dato o incluso un allanamiento expreso carece de significación para eximirse de las costas del proceso. Sin perjuicio que tal acto sea meritado respecto del -quantum- de ellas, al haber posibilitado una finalización anticipada del pleito.
En el mismo sentido se ha entendido que siendo un deber de la empresa que lucra con la emisión de informes de los que surge la eventual solvencia comercial de las personas, el instrumentar las medidas necesarias para que la información suministrada se ajuste a la realidad o soportar sus consecuencias, sin que sean los propios sujetos pasivos de la información los que deban aportar los datos pertinentes, consecuentemente, si fue necesaria la iniciación del proceso para rectificar la información existente en los respectivos archivos informáticos que se encontraban desactualizados, resulta justificada la imposición de costas a la accionada .
Asimismo, se ha entendido por parte de la jurisprudencia, que en las acciones de hábeas data no resulta procedente la eximición de costas del art. 68 párr. 2º del Cód Procesal fundado en el argumento de que la falsa o incorrecta información que brindó la demandada fue suministrada por otra entidad .

*4. La necesidad de resguardo de los datos de las personas en el derecho del siglo XXI*

El constante avance tecnológico de nuestra época genera, a la par de nuevas formas de consumo, y mayor multiplicidad de bienes, nuevos riesgos jurí­dicos para las personas.
La mediatización de las relaciones humanas, en virtud de dicho factor tecnológico, pensado este último para atender de modo masivo y despersonalizado cada vez mayores porciones de nuestra vida diaria, coloca no pocas veces al ser humano, como sujeto de derechos, como titular de sus propios datos, en una situación de desprotección no por otro ser humano, sino frente a tecnologí­as inanimadas o estructuras burocráticas no estatales, pero con similar .capacidad de afectarlo en sus derechos básicos.
Frente a ello, la leal actuación de la acción de hábeas data, por parte de todos los actuarios comprometidos en ella (titular de datos, entidad registrante, jueces, abogados) se presenta como una de las pocas soluciones para resguardar la dignidad de las personas en el contexto tecnológico.


Nuevo dictamen de la Dirección de Datos Personales sobre derecho al olvido

Posted: octubre 17th, 2007 | Author: | Filed under: Argentina, Casos, Informes comerciales | No Comments »

Como informamos con anterioridad “en este blog”:http://www.habeasdata.org/Dicamen-2007-PTN, viagra la “Procuración del Tesoro de la Nación”:http://www.habeasdata.org/Dicamen-2007-PTN, medicine a diferencia de la DNPDP (ver “dictamenes”:http://www.jus.gov.ar/dnpdpnew/dictamenes/2005/D2005_061.pdf), health care sostuvo que a efectos de establecer si un dato debe ser informado por una entidad bancaria a la Central de Deudores del Sistema Financiero, administrada por el Banco Central de la República Argentina, sólo corresponde atender a la fecha en que la deuda se tornó exigible y, a partir de allí­, computar los cinco o dos años que establece el artí­culo 26, inciso 4* °, de la Ley N* ° 25.326, según corresponda.

Ahora la DNPDP, a pedido del BCRA, en un nuevo dictamen cuya copia se adjunta en este post sostiene una nueva tesis sobre el derecho al olvido.

Ver en “este sitio”:http://www.habeasdata.org/documentos/Dict2007150.pdf y “DNPDP – Dictamen 150/2007, sobre derecho al olvido”:http://www.pablopalazzi.net/wp-content/uploads/2007/11/dict_2007_150.pdf

Ref.: Actuación 366/1381 B.C.R.A.

DICTAMEN DNPDP Nº /07

BUENOS AIRES,

SEÑORES GERENTE Y SUBGERENTE:

Tengo el agrado de dirigirme a Uds. con relación a las actuaciones de referencia, por las que se adjunta, para conocimiento y opinión de esta Dirección Nacional, el Dictamen S.E.F.y C. Nº 178/07, emitido por el servicio jurí­dico permanente del BANCO CENTRAL DE LA REPíšBLICA ARGENTINA con relación a la interpretación del artí­culo 26, inciso 4, de la Ley Nº 25.326, de Protección de Datos Personales.

I

En primer lugar, corresponde hacer una reseña de los presentes actuados.

El dictamen a que se ha hecho referencia precedentemente ha sido elaborado por el servicio jurí­dico permanente del BANCO CENTRAL DE LA REPíšBLICA ARGENTINA a pedido de la GERENCIA DE GESTIÓN DE LA INFORMACIÓN, en su carácter de administradora de la CENTRAL DE DEUDORES DEL SISTEMA FINANCIERO.

Asimismo, lo ha sido como consecuencia de lo dictaminado por la PROCURACIÓN DEL TESORO DE LA NACIÓN, en el Dictamen Nº 388 de fecha 20 de noviembre de 2006, el que oportunamente fuera girado por esta Dirección Nacional a la entidad bancaria mencionada a fin de que tomara conocimiento de sus términos.

En esta ocasión, se someten a consideración de esta Dirección Nacional las conclusiones que, respecto de la interpretación del citado artí­culo 26, inciso 4, de la Ley Nº 25.326, efectuara el referido servicio jurí­dico a tenor de lo dictaminado por la PROCURACION DEL TESORO DE LA NACION.

En consecuencia, corresponde ahora emitir opinión en cuanto al fondo del asunto sometido a consulta.

1. La postura de este Órgano de Control ha sido puesta de manifiesto en los Dictámenes DNPDP Nos. “61″:http://www.jus.gov.ar/dnpdpnew/dictamenes/2005/D2005_061.pdf y “185″:http://www.jus.gov.ar/dnpdpnew/dictamenes/2005/D2005_185.pdf, ambos del año 2005 y reposa en el fundamento que tanto el artí­culo 26 de la Ley 25.326, como de su homónimo de la reglamentación aprobada por el Decreto 1558/01, deben ser interpretados en forma armónica, ya que una de las principales reglas de la hermenéutica obliga a que frente a dos interpretaciones posibles, una que opte por la integración entre dos normas y otra por su contradicción, habrá de estarse a la primera de ellas.

Por ello se concluyó que mientras la deuda sea exigible, la fuente puede seguir renovando la información de que la deuda sigue vigente. Ello, dado que el plazo de cinco años se cuenta desde la última información adversa que revele la vigencia de la deuda. De esta manera se integran los postulados del artí­culo 26 de la Ley Nº 25.326 y del artí­culo 26 de la reglamentación aprobada por el Decreto Nº 1558/2001.

Dicho de otra manera, el plazo de 5 años de la información archivada por la empresa de riesgo crediticio se computará a partir de la última información difundida por fuente legí­tima (el titular del dato, el acreedor, fuentes de acceso público), siempre y cuando la información se produzca mientras la obligación se encuentre vigente.

Se arribó a dicha conclusión teniendo en cuenta que la reglamentación aprobada por el Decreto 1558/01 goza de los caracteres de presunción de legitimidad y de fuerza ejecutoria, de conformidad con el artí­culo 12 de la Ley de Procedimientos Administrativos (Decreto Ley 19.549). Existiendo un modo de interpretar en forma armónica Ley y Decreto, no hay nulidad manifiesta, siguiendo la regla de hermenéutica antes señalada, que justifique a la Administración dejar de cumplir lo dispuesto por un acto administrativo.

En virtud de ello, la DNPDP, en su carácter de órgano administrativo, está obligada a regirse no sólo por los preceptos de la Ley 25.326, sino también con lo dispuesto por la reglamentación aprobada por el Decreto 1558/01.

2. Por otro lado, no debe perderse de vista que el artí­culo 26 de la Ley Nº 25.326 implica una excepción al principio del consentimiento del titular para tratar sus datos, autorización permitida por un lapso de cinco años, el que se reduce a dos, en el caso que se extinga la obligación.

Ese plazo de caducidad de la información debe ser aplicado sin perder de vista otros principios que rigen la protección de datos personales.

De lo contrario, a partir de que se deje de informar a una persona porque se venció ese término de cinco años, las ulteriores consultas que se efectúen sobre ella dejarán de cumplir con el principio de calidad contemplado en el artí­culo 4º de la Ley Nº 25.326, pues se informará que no debe quien en realidad todaví­a es deudor.

De ese modo, la información suministrada no será cierta. Pero, la falta de calidad del dato que cederán las bases de datos de riesgo crediticio estarí­a -“entonces justificada por el inciso 4º del artí­culo 26 de la Ley 25.326.

3. No obstante lo hasta aquí­ expuesto, la PROCURACIÓN DEL TESORO DE LA NACION ha esbozado en su Dictamen Nº 338/06 una interpretación que, a la vez de armonizar las normas bajo examen, es más favorable para el titular del dato, sujeto de protección de la Ley Nº 25.326.

Dicho de otra manera, la hermenéutica desarrollada en esa opinión, compatibiliza los postulados del inciso 4º del artí­culo 26 de la Ley Nº 25.326 con el artí­culo homónimo de la reglamentación aprobada por el Decreto Nº 1558/01, al igual que la postura de esta Dirección Nacional manifestada en los ya citados Dictámenes DNPDP Nos. 61 y 185 del año 2005, pero que resulta más favorable para el sujeto de derecho de la Ley 25.326 que es el titular del dato.

Por ello, a la luz de la interpretación del artí­culo 26 de la reglamentación aprobada por el Decreto 1558/01 que habilita la PROCURACIÓN DEL TESORO DE LA NACIÓN, este Órgano de Control entiende que debe adecuar el criterio expuesto en los mencionados dictámenes, en el sentido que debe computarse el plazo de los cinco años que establece el artí­culo 26, inciso 4º, de la Ley Nº 25.326, desde que la obligación se tornó exigible, por considerarse que esta es la última información adversa que revela que dicha deuda era exigible, en los términos del artí­culo 26 de reglamentación aprobada por el Decreto 1558/01.

4. Ahora bien, la GERENCIA DE GESTIÓN DE INFORMACIÓN del BANCO CENTRAL DE LA REPíšBLICA ARGENTINA consulta la opinión de esta Dirección Nacional adjuntando el Dictamen S.E.F.y C. Nº 178/07 producido por la Gerencia Principal de Estudios y Dictámenes de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias.

En dicho informe, que toma en consideración los términos del “Dictamen Nº 338/06 de la PROCURACIÓN DEL TESORO DE LA NACIÓN”:http://www.habeasdata.org/Dicamen-2007-PTN, que a la sazón resulta obligatorio y vinculante para esa dependencia opinante (conf. Dictamen PTN 192:52), se lleva adelante una distinción entre las obligaciones con vencimiento único y las obligaciones con vencimiento en cuotas.

El fundamento tomado en consideración para efectuar la diferenciación aludida, radica en entender que el dictamen de la PROCURACIÓN DEL TESORO DE LA NACIÓN, sentó una norma general de interpretación y aplicación del artí­culo 26, inciso 4, de la Ley Nº 25.326, derivado del análisis de una obligación con un solo vencimiento, que además no presentó dudas en cuanto al momento en que la deuda se tornó exigible, pero -“según indica no surge de tal dictamen el modo de computar el plazo del derecho al olvido en los supuestos de pagos en cuotas, los que tienen particularidades que no fueron consideradas, en razón de no corresponder a la consulta concreta sometida a consideración de la PROCURACIÓN DEL TESORO DE LA NACIÓN.

Conforme la distinción efectuada, la Gerencia Principal de Estudios y Dictámenes del BANCO CENTRAL DE LA REPíšBLICA ARGENTINA termina concluyendo que:

a) Si se trata de obligaciones con vencimiento único o en cuotas, el plazo del denominado derecho al olvido comienza a correr a partir de la fecha en la que la deuda se tornó exigible, es decir, con prescindencia de la prescripción.

b) En los casos de obligaciones con vencimiento único la mora se configura en el momento estipulado para el cumplimiento del total de la obligación y la información susceptible de ser incluida en la central de deudores serí­a la relacionada con el total de lo adeudado.

c) En los casos de obligaciones en cuotas, la mora y, consecuentemente, el inicio del plazo del derecho al olvido se produce con el vencimiento de la primera cuota impaga y se interrumpe y reinicia con cada nuevo vencimiento en tanto el banco acreedor no haga uso de la facultad de dar por decaí­dos todos los plazos y exigir el pago de la totalidad de la deuda. Dentro de ese plazo y en virtud del principio de integridad del pago, se puede informar la totalidad de la deuda existente desde el inicio de la obligación.

Al respecto, entiende esta Dirección Nacional que el criterio esbozado con respecto a las deudas de pago en cuotas se adecua al temperamento analizado.

En efecto, no cabrí­a darle otro sentido a la frase -la última información adversa que revela que la deuda era exigible- ya analizada, en tanto que mientras se sigan sucediendo los consecutivos vencimientos de las cuotas, habrá distintas fechas de exigibilidad parciales correspondientes a cada cuota vencida, siempre y cuando el acreedor no exija el pago de la totalidad de la deuda, momento desde el cual la obligación se tornará exigible en su totalidad y dará comienzo al plazo del derecho al olvido.

En lo que hace a lo manifestado para las obligaciones de pago único, no cabe duda que el criterio esbozado se adecua a lo analizado en la presente opinión, así­ como al Dictamen Nº 338/06 de la PROCURACIÓN DEL TESORO DE LA NACIÓN.

II
En virtud de lo expuesto precedentemente, esta Dirección Nacional en lo que es materia de su competencia no tiene observaciones que formular al criterio manifestado por el servicio jurí­dico permanente del BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA en el Dictamen S.E.F.y C. Nº 178/07.

Saluda a Ud. muy atentamente.

A LOS SEÑORES GERENTE DE GESTIÓN DE LA INFORMACIÓN Y

SUBGERENTE DE OPERACIÓN TECNICO CONTABLE

DEL BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA

D. Gustavo O., BRICCHI y Oscar A. DEL RIO

S / D


Entrevista al Dr. Roberto Laterza

Posted: agosto 14th, 2007 | Author: | Filed under: Argentina, Entrevista, Informes comerciales | No Comments »

El “Foro de Habeas Data”:http://www.habeasdata.org/ continúa con la serie de entrevistas a personas relacionadas con el mundo de la privacidad, recipe la protección de los datos personales y las nuevas tecnologí­as. La idea detrás de estas entrevistas es fomentar el dialogo en la materia, treatment hacer conocer experiencias transnacionales y locales y quienes son sus principales actores. Ya hemos entrevistado a personas como “Spiros Simitis”:http://www.habeasdata.org/Entrevista-Prof-Spiros-Simitis, o “Chris Hoofnagle”:http://www.habeasdata.org/Entrevista_Chris_Hoofnagle, entre muchos otros y en esta ocasión entrevistamos al Dr. Roberto Laterza, Director de Asuntos Legales de “Equifax Veraz”:http://www.veraz.com.ar/individuos/default.htm.

Pablo Palazzi

*Entrevista al Dr. Roberto Laterza*
*Director de Asuntos Legales de Equifax Veraz*

** ¿Que hace la empresa, antigí¼edad, funcionamiento, cumplimiento de pautas en el tratamiento de la información?*
Organización Veraz S.A. es la empresa lí­der en servicios de información comercial y crediticia de personas fí­sicas y jurí­dicas en la Argentina, a punto tal de haberse convertido en un genérico en este rubro.
Desde sus comienzos en 1957, Veraz mantiene el compromiso de contribuir a una mayor seguridad y transparencia del mercado, como un medio más para consolidar una cultura que revalorice la tradición de honrar las deudas en un mercado de crédito.
También es lí­der en el tratamiento que otorga a la información registrada en su base de datos, habiendo sido la primer empresa inscripta en el Registro de Bases de Datos creado por la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales.
Más de cincuenta años de trayectoria hacen que Veraz cuente con una invaluable experiencia, que dí­a a dí­a vuelca hacia sus clientes y las personas fí­sicas o jurí­dicas sobre las cuales suministra información, en procura de lograr el adecuado equilibrio entre el derecho de informar y el derecho a ser informado.

** ¿Cómo eran las prácticas antes de la ley en Argentina y en el mundo?*
Cuando no existí­a una ley especí­fica en Argentina que regulara la actividad, las empresas autorregulaban su funcionamiento.
Muchas empresas tomaron a Veraz como ejemplo. En efecto, tiempo antes de la sanción de la Ley de Protección de Datos Personales en el año 2000, Veraz habí­a establecido un código de autorregulación, denominado -PRINCIPIOS BíSICOS APLICADOS POR ORGANIZACIÓN VERAZ S.A. AL EJERCICIO RESPONSABLE DE SU ACTIVIDAD-, con quince postulados a los que sujetaba su actividad.
El estricto y fiel cumplimiento de los Principios es considerado por Veraz como el marco fundamental dentro del cual presta el servicio de información comercial y crediticia.
Dichos Principios son:
1) OBJETO DE INTERí‰S PUBLICO: promover la transparencia del mercado crediticio, suministrando información que permita establecer el grado de cumplimiento o no de las obligaciones comerciales y crediticias.
2) PROMOCIÓN DEL CRí‰DITO: proteger el crédito y facilitar su desarrollo.
3) RESPETO POR LA PRIVACIDAD: preservar la intimidad de las personas, no registrando datos sensibles, concernientes al honor, culto, raza, color de piel, ideologí­a polí­tica y filosófica, comportamiento sexual, condiciones de salud y de toda otra zona reservada.
4) PERTINENCIA: colectar sólo información que tenga consecuencias patrimoniales.
5) OBJETIVIDAD: garantizar la objetividad de la información, limitándose a reproducirla tal cual emana de su fuente, siendo el otorgante quien la valorará subjetivamente de acuerdo a las circunstancias de cada negocio.
6) IDENTIDAD DE LA FUENTE: garantizar la transparencia de las fuentes de la información, indicando en forma expresa respecto de cada dato y sus actualizaciones la fuente de la cual emanan.
7) CALIDAD DE DATOS: controlar la consistencia de la información.
8) BUEN USO DE LA INFORMACIÓN: asegurar el buen uso de la información, comprometiendo y exigiendo contractualmente a todos sus clientes adherentes que utilicen cada informe solicitado en la evaluación de un negocio con el titular de los datos, y responsabilizándolos del mal uso.
9) ACTUALIDAD: actualizar la información en forma permanente, de acuerdo con la disponibilidad de las novedades que surgen de las fuentes públicas y privadas de las que colecta la información.
10) DERECHO DE ACCESO: garantizar a cada ciudadano el conocimiento absoluto de los datos colectados sobre su persona, facilitando a cada titular de los datos el acceso gratuito a los datos existentes a través del Centro de Atención al Público.
11) CONFIDENCIALIDAD: mantener la confidencialidad de la información, respondiendo sólo consultas a quienes revisten la calidad de clientes adherentes de Veraz, como así­ también, limitando la difusión de la misma, autoimponiéndose la no confección y publicación de boletines o listados generales de información.
12) SEGURIDAD: asegurar la protección adecuada de la información, adoptando las medidas necesarias para proteger la autenticidad y confidencialidad de los datos almacenados en la base de datos.
13) DERECHO AL OLVIDO: limitar la permanencia de cada dato, de acuerdo al tipo de información que se trata, excluyéndolo al vencimiento de cada plazo expresamente indicado en los informes.
14) EDUCACIÓN: difundir los principios que aseguren un ejercicio responsable de la actividad, concienciando a la población sobre el alcance y ejercicio de los derechos y garantí­as constitucionales del artí­culo 43 de la Carta Magna y la Ley de Protección de Datos Personales.
15) COMPROMISO SOCIAL: contribuir a la prevención del delito económico, ayudando a la administración de justicia nacional, provincial y todo otro ente gubernamental en forma gratuita, suministrando informes dentro de procedimientos judiciales y administrativos vinculados con la prevención del delito económico y el fraude comercial.

** ¿Que cambió con la ley 25.326?*
Se fijaron pautas uniformes para la colección y tratamiento de la información, y se garantizaron derechos a favor de los titulares de los datos y las empresas de información comercial y crediticia.
Si bien la Ley es perfectible, su sanción significó un avance muy importante. Gracias a ella, Argentina hoy es uno de los paí­ses más avanzados en protección de datos personales en la región, y también uno de los pocos paí­ses reconocido por la UE con nivel adecuado de protección de datos personales.

** ¿Que tan importantes son los IC para la banca, el crédito, la industria, etc?*
El mercado, como escenario de intercambio económico, exige a todos los sujetos actuantes un acabado conocimiento de las implicancias que puede acarrear cada negocio, de este modo conlleva necesariamente la exigencia de disponibilidad de información y, al mismo tiempo, la posibilidad que ésta sea accesible a todos. Es decir, los sujetos detentan un legí­timo derecho de informarse derivado de ser parte eventual de una operación negocial con el titular de los datos, del mismo modo que éste último tiene derecho a nutrirse de todas las informaciones existentes sobre los proveedores de bienes o servicios que demanda, antes de tomar la decisión de elección del mismo.
De ello claramente surge que, los IC son uno más de todos los elementos que los sujetos evalúan, de forma previa a la toma de una decisión comercial y crediticia. Efectivamente, en la generalidad de los casos, los sujetos reúnen varios elementos de información relativa al titular de los datos, muchos de ellos suministrados por el propio titular de los mismos, para realizar un análisis global y derivar en dicha decisión, producto de su exclusivo arbitrio y responsabilidad.
Por otra parte, la transparencia de la información comercial y crediticia beneficia tanto al paí­s como a sus habitantes. La historia lo confirma, años atrás se otorgaban créditos sólo a quienes poseí­an bienes. Hoy en dí­a, la información comercial y crediticia hace posible que muchas personas, por el solo hecho de cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones de pago, puedan acceder al crédito cumpliendo mí­nimos requisitos. De este modo, la historia de buen cumplimiento de las obligaciones de pago se transforma en un bien que enriquece el patrimonio de las personas y mejora su calidad de vida.

** ¿Que contiene un informe comercial?*
Los informes comerciales contienen la historia del comportamiento crediticio de una persona fí­sica o jurí­dica.
En lo que respecta a Veraz, su servicio de información comercial y crediticia consiste en el suministro de datos de carácter estrictamente patrimonial, no siendo éstos, en ningún caso, datos secretos o confidenciales.
Las fuentes de información que se nutre Veraz son de tres tipos, y se clasifican en: 1) Judiciales; 2) Oficiales y 3) Entidades Financieras, Comercios e Industrias.
1) Judiciales: Veraz ingresa a su base de datos los procesos comerciales promovidos en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, y ante tribunales civiles y comerciales de distintas jurisdicciones provinciales.
2) Oficiales: Veraz incorpora a la base de datos la información publicada en registros oficiales, como los Boletines Oficiales, la Administración Federal de Ingresos Públicos y el Banco Central de la República Argentina.
3) Entidades Financieras, Comercios e Industrias: Finalmente, Veraz incorpora a la base de datos la información suministrada por sus clientes adherentes respecto de personas fí­sicas y jurí­dicas, referida al cumplimiento o incumplimiento de compromisos de pago contraí­dos bajo préstamos personales, hipotecarios, prendarios, cuentas corrientes, tarjetas de créditos y créditos en general.

** ¿Desde cuando se incluyen los datos de litigios y que finalidad tiene esto?*
Veraz ingresa a su base de datos los procesos comerciales promovidos en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, conforme el listado obtenido de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial y atento el carácter público del mismo en lo que respecta al inicio de las causas (artí­culo 52 inciso j del Reglamento del Fuero).

** ¿Para que se usa generalmente un IC? * ¿Se puede usar con fines laborales?*
Veraz presta servicios a sus clientes que operan en diferentes mercados de productos y servicios, pero que tienen en común la necesidad de otorgar créditos comerciales y/o financieros, ya sea porque ello constituye el ejercicio de su actividad principal, tal el caso de las entidades financieras, o es una de las modalidades para la comercialización de sus productos o servicios.
Los clientes de Veraz utilizan los IC para conocer el comportamiento crediticio de una persona fí­sica o jurí­dica, y así­ evaluar, como fuera explicado anteriormente junto con otros elementos, la conveniencia o no de celebrar un determinado negocio.
No pueden usarse los IC con fines laborales sin el consentimiento previo, expreso e informado del titular del dato.

** ¿Qué fue el Veraz Laboral?*
Corrí­a el año 2002, cuando en plena crisis de desempleo apareció un sitio de venta por Internet de listas de personas que habí­an iniciado procesos contra sus ex empleadores. La base de datos fue denominada por sus autores como -Verazlaboral.com-, y produjo sendas criticas en los medios por la incidencia que podí­a tener sobre quienes buscaban trabajo.
Su presencia fue fugaz, cerró inmediatamente.
Vale aclarar que el sitio -Verazlaboral.com- no tuvo vinculación alguna con Veraz. Incluso Veraz accionó judicialmente contra -Verazlaboral.com- y sus titulares por violación de marca, registro e imagen.

** ¿Es buena la ley 25.326? * ¿Es necesaria una reforma?*
La Ley es buena, aunque perfectible. Ello se hace particularmente necesario en un ámbito tan dinámico como lo es el de los informes comerciales, a raí­z del uso de nuevas tecnologí­as y la consecuente aparición de nuevos ilí­citos. Nunca una Ley de Protección de Datos debe dejar de lado el equilibrio entre el derecho a informar y el derecho a ser informado.

** ¿Que problemas advierte actualmente en el mercado de la información comercial que requieran una reforma legal?*
La falta de uniformidad en cuanto a la interpretación del cómputo del plazo de 5 años establecidos en la Ley y su decreto reglamentario. Mi sugerencia serí­a distinguir categorí­as de deudas diferenciadas por estado, para dar certeza.
Es importante que todos los actores involucrados en el proceso del tratamiento del dato tengan las mismas obligaciones, dejándose de lado las excepciones y no generando privilegios ya que la Ley establece la protección del dato personal y muchas de las empresas de la actividad lo cumplimos, no así­ el sector Publico.

** ¿Que se espera de la DNPDP? * ¿Y del Estado en general?*
Tenemos las mejores expectativas que trabajaremos conjuntamente con la DNPDP en defensa y protección de la actividad que nos une, considerando su importancia para el crecimiento económico del paí­s.
Del Estado esperamos que interprete correctamente las necesidades del mercado respetando el derecho del titular del dato y de las empresas del sector.

** ¿El robo de identidad, a quien afecta? * ¿Cómo se detiene?*
El robo de identidad nos afecta a todos, las entidades bancarias, los titulares de los datos, las empresas de informes comerciales, la sociedad en general.
Una forma de detenerlo es tener documentos de identidad que tengan un mayor grado de seguridad, con reglas más estrictas para la verificación de la identidad de las personas, y que las empresas de información comercial y crediticia tengan acceso a mayor información, principalmente de organismos públicos, que permita a sus clientes detectar irregularidades en la operatoria crediticia.
Durante el año 2006 Veraz lanzó un servicio denominado Stop! Robo de Identidad, el cual es una herramienta novedosa y de suma utilidad para el titular de los datos, ya que cada vez que se realiza una consulta a su informe crediticio le informa quien lo está consultando y así­ puede detectar posibles situaciones de fraude.

_Pablo A. Palazzi_
“Foro de Habeas Data”:http://www.habeasdata.org/ -“ Derechos reservados