mayo 26, 2022

Blog de Habeas Data

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Seleccione los temas sobre los que desea saber más

A los rusos contra la guerra en la frontera con México se les niega la entrada a los EE. UU., mientras que a los ucranianos se les permite

A unos 36 posibles solicitantes de asilo de Rusia se les prohibió ingresar a los Estados Unidos el viernes, mientras que a un grupo de ucranianos les colorearon los pasaportes y los escoltaron a través de la frontera.

La escena reflejó un cambio silencioso pero inconfundible en el trato diferente de los rusos y ucranianos que ingresan a México como turistas y viajan a Tijuana, con la esperanza de ingresar a los Estados Unidos para tener la oportunidad de asilo.

Los rusos, el hombre de 34 años, habían acampado durante varios días en el cruce fronterizo más concurrido de Estados Unidos con México, dos días después de que los funcionarios de la ciudad de Tijuana los instaran amablemente a irse.

Se sentaron en colchonetas y mantas, revisaron los teléfonos inteligentes, hablaron y comieron bocadillos, con sacos de dormir y cochecitos cerca, mientras que los que cruzan la frontera acuden en masa a los peatones que se encuentran adelante. Cinco niñas pequeñas se sentaron y hablaron en círculo, algunas con muñecos de peluche.

Días antes, a algunos rusos se les permitió ingresar a Estados Unidos en el cruce de San Ysidro, mientras que a algunos ucranianos se les prohibió. Pero para el viernes, a los rusos se les había negado la entrada y los ucranianos fueron admitidos después de breves períodos de espera.

Rusos en un campamento de improvisación en el Puerto de Entrada de San Ysidro el jueves. (Guillermo Arias/AFP/Getty Images)

“Es muy difícil entender cómo toman decisiones”, dijo Irina Zolenka, una mujer rusa de 40 años que vivía con su familia de siete integrantes después de llegar a Tijuana el jueves.

Zolenka mostró a Reuters un video de la BBC de su arresto por su participación en una protesta contra la guerra el 24 de febrero, el día en que Rusia invadió Ucrania en lo que el Kremlin llamó una «operación militar especial» denunciada por los aliados occidentales.

Dijo que fue liberada unas horas más tarde y salió de Rusia con sus hijos la semana siguiente, pasando por Tashkent, la capital de Uzbekistán, y Estambul antes de llegar al balneario mexicano de Cancún, un punto de partida común para los rusos que se dirigen a la frontera con Estados Unidos. .

Erica Pinheiro, directora de litigios y políticas del grupo Al Otro Lado, dijo que Estados Unidos comenzó a aceptar a todos los ucranianos en libertad condicional por motivos humanitarios durante un año alrededor del martes, mientras que al mismo tiempo prohibió a todos los rusos. No hubo anuncio oficial.

Los rusos esperan una visa humanitaria en el puerto de entrada de San Ysidro el martes. (Jorge Doines/Reuters)

Un memorando del DHS con fecha del 11 de marzo, pero que no se hizo público hasta el jueves, decía a los funcionarios fronterizos que los ucranianos podrían quedar exentos de las amplias restricciones de asilo diseñadas para evitar la propagación de la COVID-19. Dice que las decisiones se tomarán caso por caso para los ucranianos, pero no menciona a los rusos.

“El Departamento de Seguridad Nacional entiende que la guerra agresiva injustificada de Rusia en Ucrania ha creado una crisis humanitaria”, dice el memorando.

‘Esto es injusto’

Inmigrantes rusos en Tijuana se sentaron junto a una fila de cientos de residentes fronterizos que esperaban cruzar la frontera hacia San Diego el viernes. La línea estaba libre de obstáculos.

“No es justo que no podamos entrar”, dijo Mark, de 32 años, gerente de un restaurante que llegó desde Moscú con su esposa, con destino a México a través de Turquía y Alemania a principios de marzo.

Mark, quien solicitó que no se revelara su apellido, dijo que ambos estuvieron detenidos durante tres días el año pasado luego de protestar por su apoyo al líder opositor encarcelado Alexei Navalny. Dijo que regresar a Rusia no era una opción después de la nueva legislación que impone una sentencia de hasta 15 años de prisión por acciones que desacreditan al ejército ruso.

Un ruso y un ucraniano se abrazan en el puerto de entrada de San Ysidro el viernes. (Jorge Doines/Reuters)

«Es nuestra decisión estar aquí y esperar en el terreno», dijo Mark, sentado sobre una manta mientras observaba a cientos de turistas y ciudadanos estadounidenses entrar a San Diego. «Si dejamos este lugar, todos se olvidarán inmediatamente de este problema».

Mikhail Shlyakov, de 35 años, sentado en un catre bajo un dosel para protegerse del sol brillante, dijo que decidió ir a México con su esposa el día después de la invasión, por temor a que lo llamaran para luchar contra sus parientes cercanos en Ucrania.

«No quiero matar a mis hermanos, ¿sabes?» Dijo, mostrando una foto de su certificado de nacimiento que dice que su madre nació en Ucrania.

Aumento de refugiados rusos y ucranianos

Las autoridades estadounidenses han expulsado a inmigrantes más de 1,7 millones de veces desde marzo de 2020, sin la posibilidad de recibir asilo bajo una autoridad radical destinada a prevenir la propagación de COVID-19. Pero la autoridad de salud pública, conocida como Título 42, rara vez se usa para inmigrantes de algunas nacionalidades que son difíciles de expulsar por razones financieras o diplomáticas.

Pero para solicitar asilo, los inmigrantes deben estar en suelo estadounidense, y los funcionarios estadounidenses bloquean el paso excepto para aquellos que quieren aceptar.

Incluso antes de la invasión rusa, Estados Unidos estaba viendo un aumento en el número de solicitantes de asilo rusos y ucranianos, y la mayoría intentaba ingresar en los cruces oficiales en San Diego en lugar de intentar cruzar ilegalmente en los desiertos y las montañas.

Reloj | Muchos rusos contra la guerra huyen de Rusia:

Muchos rusos contra la guerra están huyendo de Rusia

Boris Nikolsky huyó de Rusia a Armenia con su familia y se unió a Canadá esta noche para explicar por qué ya no puede vivir en su tierra natal. 5:35

Más de 1500 ucranianos ingresaron a Estados Unidos por la frontera con México entre septiembre y febrero, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU., unas 35 veces los 45 ucranianos que cruzaron durante el mismo período del año anterior.

Los ucranianos que tienen acceso a suelo estadounidense tienen verdaderamente asilo garantizado. Solo cuatro de los 1.553 que ingresaron de septiembre a febrero fueron excluidos en virtud de una orden de salud pública que permite a Estados Unidos expulsar inmigrantes sin oportunidad de protección humanitaria.

La cantidad de solicitantes de asilo rusos que ingresaron a través de los cruces terrestres de Estados Unidos desde México superó los 8.600 de septiembre a febrero, unas 30 veces la cantidad de 288 que cruzaron durante el mismo período del año anterior. Todos menos 23 han sido procesados ​​bajo las leyes que les permiten solicitar asilo.

Las autoridades mexicanas han desconfiado de los migrantes que duermen en la frontera. El mes pasado desmantelaron un gran campamento de migrantes en Tijuana con carpas y lonas que bloqueaban el paso a San Diego.

Ansiosa por evitar que se forme otro campamento, la ciudad distribuyó una carta el miércoles pidiendo a los migrantes que abandonen sus campamentos por razones de salud y seguridad y que ofrezcan alojamiento gratuito si no pueden pagar un hotel.

READ  Son las dos de la tarde en Kiev. Esto es lo que necesita saber