noviembre 27, 2021

Blog de Habeas Data

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Seleccione los temas sobre los que desea saber más

El fin de las restricciones de capacidad en interiores molesta a algunos propietarios de negocios de Toronto, pero otros dicen que están empañados por el próximo fin del mandato de la vacuna.

Por primera vez en más de un año y medio, los restaurantes y gimnasios de Toronto pueden Completamente trabajando el lunes – Pero eso no significa que todos lo harán.

Si bien algunos propietarios de negocios locales ven esto como una señal de que su experiencia histórica está llegando a su fin, otros dicen que el cambio será «apenas perceptible», gracias al desierto del centro de Toronto. y con Fin del plazo de la vacuna Algunos restaurantes predijeron que dejaría de comer en el interior por completo este invierno.

Amr El-Elamam, propietario de Danforth’s Papyrus, ha sido particularmente cuidadoso durante la pandemia: cerró el comedor interior en marzo del año pasado, antes de que fuera encargado, y aún no ha vuelto a abrir.

Pero como enfermedad del coronavirus El número de casos comenzó a dirigirse en la dirección correcta y la aceptación de la vacuna ha aumentado en los últimos meses, por lo que decidió que invitaría a los receptores al interior una vez que se levantaran las restricciones de capacidad.

Ese plan fue rápidamente descartado cuando Elimam escuchó que los mandatos de vacunas de Ontario expirarían en enero.

«No sé quién estaba dando consejos a las personas que dirigen el condado, pero no es lo mejor para la salud pública o los negocios», dijo. «Esto significa que las personas que no quieren vacunarse solo tienen que esperarlo otros dos meses. Después de eso, mi equipo y yo estaremos expuestos a personas no vacunadas, en interiores, en pleno invierno. Esto es inaceptable». «

La familiaridad dijo que no valía la pena reabrir ahora esta semana para cerrar nuevamente en enero.

READ  Husky Energy enfrenta 3 envíos debido al derrame masivo de petróleo de SeaRose frente a las costas de NL

Además, se sintió cómodo comiendo solo en interiores, con la seguridad de saber que estaría rodeado de personas vacunadas. No podrá continuar.

«No puedo soportar el riesgo de sentarme al lado de alguien que no ha sido vacunado y ninguno de nosotros lleva máscaras», dijo. «Creo que sería horrible para todo tipo de actividades en interiores. No creo que[el boicot]realmente pensara en el impacto. Muchas personas, como yo, solo se sienten seguras cuando están rodeadas de personas vacunadas».

Para algunos restaurantes, como WVRST, una cervecería alemana diseñada para comer en común en mesas enormes, poner fin a las restricciones en el interior marca un regreso a un formato que los clientes prepandémicos echaron mucho de menos.

«Obviamente hay algo de logística por hacer, pero estamos muy emocionados de volver a nuestras mesas de estilo de equipo y hacer que todo vuelva a ser como era», dijo Victoria Ross, directora de WVRST en King Street.

«He tenido gente que regresa por primera vez en mucho tiempo y están molestos porque no tenemos las mesas configuradas como solíamos hacerlo, así que estamos muy felices de tener eso de regreso».

Barry Taylor, director de operaciones de The Ballroom, un restaurante del centro con una bolera, dijo que está emocionado de poder llenar el vacío nuevamente. Dijo que la pandemia provocó el período más difícil de sus 35 años de carrera, y es alentador poder ver la luz al final del túnel.

Taylor dijo que eliminó las restricciones porque la marca del restaurante «finalmente recibió el mismo trato» después de los estadios y salas de conciertos. Vio la capacidad interna ampliada avance este mes.

READ  La Junta Directiva de Rivian ya no incluye representantes de Ford

«Se activa una sensación de comodidad y equidad», dijo Taylor, quien también es miembro de la junta de la Asociación de Restaurantes, Hoteles y Moteles de Ontario.

Pero todavía tenemos algunos desafíos importantes por delante. Por mucho que estemos listos para despegar, nuestra industria todavía carece de personal. Sé que hay bastantes restaurantes con horario limitado porque ya no tienen el mismo equipo «.

Taylor dijo que otro obstáculo es Fin de los salarios gubernamentales y los subsidios al alquiler Un golpe que los gimnasios podrían haber sentido en el centro de Toronto.

Stacy Irvine, cofundadora de Totum Life Science, que tiene cinco ubicaciones de gimnasios en Toronto, dijo que las limitaciones de capacidad «no harán una gran diferencia en nuestros ingresos».

«Las limitaciones de espacio no eran el problema real», dijo. «El verdadero problema con los gimnasios es que cuando ocurrió la pandemia, todos dejaron de ir y se volvieron a casa con pelotones. Si administras gimnasios en el corazón del centro, donde hay tres, nadie volverá allí. Es un fantasma ciudad. No nos ayuda. Desbloquear habilidades, porque no hay gente allí «.

Dijo que poner fin a los subsidios era un «gran problema» para la industria del fitness de Toronto. Sin su ayuda, todo lo que los propietarios pueden hacer es reducir sus gastos tanto como sea posible y esperar que los propietarios «cooperen» con ellos mientras esperan – y oran – por la reubicación en el centro.

Ben Cohen es reportero del Team Star en Toronto. Síguelo en Twitter: Insertar tweet