febrero 24, 2024

Blog de Habeas Data

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Seleccione los temas sobre los que desea saber más

El Telescopio Espacial Webb revela un enorme complejo de formación de estrellas

El Telescopio Espacial Webb revela un enorme complejo de formación de estrellas

El Telescopio Espacial James Webb ha capturado una imagen impresionante de N79, una vibrante región de formación estelar en la Gran Nube de Magallanes, destacando su potencial como una versión más pequeña de la Nebulosa de la Tarántula. Esta observación, que detecta gas y polvo brillantes en la región a través de luz infrarroja media, proporciona información valiosa sobre los procesos de formación estelar y las composiciones químicas en el universo temprano, que difieren notablemente de los de la Vía Láctea. Fuente de la imagen: ESA/Web, NASA y CSA, OR. Nayak, M. mezclador

el Telescopio espacial James Webb Revela el funcionamiento interno de N79, una región clave de formación estelar en el LMC, mostrando su eficiencia y singularidad química en comparación con vía Láctea.

Esta imagen del Telescopio Espacial James Webb muestra la región H II en la Gran Nube de Magallanes (LMC), una galaxia satélite de nuestra Vía Láctea. Esta nebulosa, conocida como N79, es una región de hidrógeno atómico interestelar ionizado, capturada aquí por el Instrumento de Infrarojo Medio (MIRI) de Webb.

N79 es un enorme complejo de formación estelar que se extiende a unos 1.630 años luz en la región suroeste de la LMC, generalmente inexplorada. N79 suele verse como una versión más pequeña de 30 Doradus (también conocida como Nebulosa de la Tarántula), uno de los objetivos recientes de Webb. Las investigaciones sugieren que N79 tiene una eficiencia de formación de estrellas que supera los 30 Dorados por un factor de dos en los últimos 500.000 años.

Esta imagen se centra en uno de los tres complejos de nubes moleculares gigantes, denominado N79 Sur (S1 para abreviar). El patrón distintivo de «explosión estelar» que rodea este objeto brillante es una serie de picos de difracción. Todos los telescopios que utilizan un espejo para recoger la luz, como lo hace Webb, tienen este tipo de artefacto que surge del diseño del telescopio.

READ  Cuando una persona desarrolla demencia, ambas enfrentan una vida más corta: ScienceAlert

En el caso de Webb, las seis protuberancias más grandes del estallido estelar aparecen debido a la simetría hexagonal de los 18 segmentos del espejo primario de Webb. Estos patrones sólo se notan alrededor de objetos compactos y muy brillantes, donde toda la luz proviene del mismo lugar. La mayoría de las galaxias, aunque parezcan muy pequeñas a nuestros ojos, son mucho más oscuras y más difusas que una sola estrella y, por tanto, no muestran este patrón.

Los conocimientos del infrarrojo medio de Webb sobre la formación estelar

En las longitudes de onda más largas de luz capturadas por MIRI, la vista de Webb de N79 muestra gas y polvo brillantes en la región. Esto se debe a que la luz del infrarrojo medio es capaz de revelar lo que sucede en las profundidades de las nubes (mientras que los granos de polvo de la nebulosa absorberán o dispersarán longitudes de onda de luz más cortas). En este campo también son visibles algunas protoestrellas aún contenidas.

Las regiones de formación estelar como estas son de interés para los astrónomos porque su composición química es similar a la de las regiones de formación estelar gigantes observadas cuando el universo tenía sólo unos pocos miles de millones de años y la formación estelar estaba en su apogeo. Las regiones de formación estelar de nuestra Vía Láctea no producen estrellas al mismo ritmo masivo que N79 y tienen una composición química diferente. Webb ahora brinda a los astrónomos la oportunidad de comparar y contrastar las observaciones de la formación estelar en N79 con observaciones telescópicas profundas de galaxias distantes en el universo temprano.

READ  El astronauta de la NASA dijo que los trajes de vuelo de los rusos no eran una declaración política

Estas observaciones de N79 son parte del programa de Webb que estudia la evolución de los discos circunestelares y las envolturas de formación estelar en un amplio rango de masas y en diferentes etapas evolutivas. La sensibilidad de Webb permitirá a los científicos detectar por primera vez discos de polvo que forman planetas alrededor de estrellas con una masa similar a la de nuestro Sol a la distancia LMC.

Esta imagen incluye luz de 7,7 micrones mostrada en azul, 10 micrones en cian, 15 micrones en amarillo y 21 micrones en rojo (filtros de 770 W, 1000 W, 1500 W y 2100 W, respectivamente).